Minima construira el Le Creuset de Andino



Minima, en poco más de una década, ha logrado negociar con empresas reconocidas entre las que están Starbucks, iShop, Ferragamo, Hugo Boss, Forever 21 y Aéropostale. Además, la compañía ha construido 17 locales de McDonald’s en Colombia y El Caribe.Pero tal vez uno de los proyectos más destacados y que le ha dado el empujón a la empresa, es el hecho de haber sido los encargados de hacer los Starbucks en Colombia. Tarea que no les ha sido fácil, pero en la cual han logrado establecer contactos importantes con otras compañías de relevancia internacional."Hemos ido creciendo. La verdad ha sido un proceso lento.

Nos hemos casado con marcas, tanto así que hoy ya hemos construido cuatro Starbucks en Bogotá. Contamos con 40 empleados de planta y tenemos punto de operaciones en Panamá”, aseguró Juan Carlos Peláez, gerente de proyectos de Minima Arquitectos.Con Starbucks, al igual que con otras firmas, lo que espera la empresa es que su trabajo en Bogotá les permita hacer más locales en otras ciudades del país.La construcción de una tienda como estas o de un local de Ferragamo, dependiendo del espacio, podría durar hasta tres meses y llegar a costar, por metro cuadrado, hasta $3 millones."Muchos de estos proyectos han sido tropicalizados, es decir, los hemos adaptado. Hay normas colombianas, con especificaciones diferentes. Si no adaptamos los proyectos, estos saldrían costando mucho por los estándares exigidos internacionalmente”, afirmó Pablo Suárez, gerente general de Minima Arquitectos.La compañía ha declarado que su crecimiento en 2014 estuvo cercano a 70%, sin embargo, para este año esperan que la tendencia ronde 50%. Para ellos, el crecimiento este año no será el mismo, debido a que toda la ola de construcción en Colombia, no les está beneficiando de la forma en que debería estar sucediendo."Desde nuestra perspectiva, el tema ha bajado. Se habla de que hay una especie de desaceleración y tal vez sea porque nosotros dependemos mucho de la inversión extranjera”, afirmó Peláez.Para el profesor de la Universidad de Cesa, José Roberto Acosta, este tema evidencia más un síntoma que una causa. "Las expectativas a futuro suelen ser difusas en términos de inversión extranjera, pero no se puede caer en la equivocación de pensar que este tipo de fenómenos son la única razón de una posible desaceleración en proyectos de construcción”, aseguró.Minima también ha estado atenta a la demanda que actualmente requiere el mercado, razón por la que han impulsado decidido vincular mano de obra local tanto en el diseño de los proyectos, como en los procesos de construcción.

Actualmente, los materiales y agregados se hacen con base en los requerimientos de las distintas marcas internacionales, pero también cuentan participación colombiana. A pesar de que algunas marcas se rehusen a cambiar su lógica de producción, hay otras que están muy abiertas tener espacios con materiales locales.Minima tiene la intención de incursionar en la construcción de viviendas, y consolidar el mercado que tienen en Panamá, donde ya edificaron una vitrina de Ferrari y en el que Ferragamo planea abrir un nuevo punto de venta con la firmaEstados Unidos, el próximo destino para trabajar para Minima, el próximo destino es Miami debido al auge en temas inmobiliarios que se está dando en la zona. Recientemente se supo que Colombia es el sexto país que más construye en tal región de Estados Unidos. El inicio de operaciones, una vez se consoliden las obras que se están desarrollando en Colombia y Panamá, se estará llevando a cabo en máximo un año y medio. No obstante, la firma no dejará de lado lo concerniente al adecuamiento de espacios comerciales.





« REGRESAR

PRENSA